A partir del 1° de enero del 2012, la Dirección Nacional de Gestión Universitaria puso en marcha la implementación de certificaciones que cuentan con una oblea de la Casa de la Moneda,  como medida de seguridad destinada a evitar la falsificación.

El nuevo procedimiento requirió que el Consorcio SIU realizara una nueva versión del Sistema Informático de Certificaciones (SICER), lo que significó el desarrollo de un conjunto de mejoras. La principal modificación tiene que ver con la incorporación del código de barras que permite una notable agilización de los trámites.

La iniciativa incluye también la confección de una base de datos de egresados para que cualquier ciudadano pueda hacer consultas, chequear que el título de un profesional tenga la oblea e incluso consultar vía Internet si figura en la base de datos del Ministerio de Educación.